viernes, 18 de enero de 2008

Sobre el derby


Saludos a la blogosfera!. Deseando estamos los madridistas que llegue el domingo (aunque ya se respira) para centrarnos en el derby de Madrid y olvidarnos de la injusta pero cierta eliminación copera ante el Mallorca del maestro Manzano.

Como digo en mi perfil soy madridista desde la pila bautismal pero socio desde los 10 años. El esfuerzo de mi padre del que hablo en dicho perfil no es físico ni tampoco económico sino mas bien ético o moral. Mi padre es atletico a muerte... y el niño le salio vikingo. Ya os contaré mis peripecias en el Vicente Calderón al que tuve ocasión (y fortuna, por que no?) de visitar desde los cinco a los nueve años domingo a domingo pero eso será otro día. Hoy quiero hablar de mi primer derby en el Calderón... ya como socio madridista con bufanda y todo para sorpresa de mis antiguos compañeros de abono que miraban a mi señor padre con cara de sorpresa pero a la postre comprensión!.

Fue a primeros de año de 1982 y eran los tiempos en que en el Calderón gobernaba el Doctor Cabeza. Para los jovenes os diré que fue él el unico responsable de que su equipo perdiera la Liga (y este partido) por sus constantes querellas contra los arbitros, que lo quecidieron hacer fue pitar como él decía que pitaban, esto es, contra el Atletico. El Atletico iba bien clasificado (si no me equivoco aún iba líder) y el Madrid andaba en los primeros puestos también. El Atletico era dirigido por Garcia Traid y tenía a Hugo Sánchez como reclamo aunque no jugaba un pimiento aún y dependía de Rubio y Marcos Alonso en las bandas y de la furia de Julio Alberto y Quique Ramos desde atrás. El Real Madrid era entrenado por Boskov y representaba el llamado Madrid de los García.

El partido no empezó bien para nosotros que a la media hora aproximadamente perdíamos por 2-0 tantos de Rubio y Marcos (vaya día para cambiar de acera!!!). El Madrid empezó a carburar y cerca del descanso Gallego (aún con su pelo rizado) recortaba diferencias. El segundo tiempo fue un acoso y derribo blanco que culminó con un penalty que se invitó Urizar Azpitarte por golpearle el balón al hoy director deportivo ché, Ruiz, en sus partes nobles. Mientras Stielike lo transformaba en el 2-2 todo el público coreaba lo de "manos arriba esto es un atraco". Y lo era. Pero mientras el equipo se perdía en protestas influenciado por su público al minuto siguiente Paco Pineda cerraba la cuenta de certero cabezazo poniendo el 2-3 definitivo.

Fue mi primer derby como madridista y lo recuerdo con mucho cariño. Esperemos que el domingo sea igual... al menos el resultado!. La foto no corresponde a aquel partido pero sí refleja a dos de los goleadores. Sí os acompaño un link que comentaba aquel partido:

3 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

me ha gustado recordar el antiguo criterio arbitral de pitar mano cuando existía intención de coger o tocar la pelota. Así aprendimos a jugar en el cole y aún hoy en el Bernabéu o en algún bar oigo eso de !involuntaria!. Es lo que tiene el fúrgol, que la mitad de nosotros no nos sabemos las reglas y los que las saben no las aplican

madridismoatope dijo...

Por esos años yo no estaba ni en la mente de mis padres..jej
Esperemos que se repita el resultado y que marque el Capi un par de goles.
Un saludo.

La quinta del Buitre dijo...

Todo un personaje el Doctor Cabeza. La verdad es que si hay un rival para cerrar la herida copera, ése es el Atlético. Les tenemos cogida la medida, lo que ocurre es que Forlán o Aguero son la caña y te la lían en cualquier momento.


Un abrazo, amigo.