martes, 11 de marzo de 2008

"Parida + 1"


Saludos a la Blogosfera!. Cuanto me apetecía volver a la red con cierta normalidad!. Perdonad mi ausencia excepcionalmente cubierta por mi gran amigo del alma, Zorro, pero operaron a mi padre hace dos semanas y la cosa se complicó un poco. Ahora todo marcha bien. Agradecer quiero también a mis blogs hermanos que nos colocaran en el tercer lugar del podio de Madridismo. Sólo con compartir comentarios con vosotros ya es un gran premio. Gracias.

En mi ausencia, nos han metido un gol de pardillos, nos han eliminado justamente de la Champions y somos más lideres despues de dos partidos horrorosos...del Barça, pero también del Madrid.

En uno de esos partidos se produjo lamentablemente la lesión de Arjen Robben que parecía que empezaba a coger la forma. La entrada de Quique Álvarez fue brutal y decían que se asemejaba a la que semanas antes le provocó el tal Taylor al croata brasileiro Eduardo. Estas entradas se saldaron con tarjeta roja sancionada en el caso español con un partido mientras que el bueno de Arjen se perderá al menos cuatros. Todo ello ha provocado, sobre todo a nivel internacional lo de Taylor, que se promueva la Ley de Paridad+1 por el Sr. Blatter y que consistiría en que el artifice de la lesión estuviera inactivo el mismo tiempo que el lesionado e incluso que cumpliera su partido de sanción cuando el citado lesionado hubiera empezado a jugar. En el caso de Álvarez estaría 1 mes y un día apartado del fútbol y en el de Taylor estaría 9 meses + 1 día... que es lo que los medicos del Arsenal han valorado el tiempo de recuperación...

Perdonadme que mi aspecto de jurista se entrometa y que la picardía y las malas mañas que se producen a diario en los tribunales me condicionen pero... quien controla al jugador lesionado?. Los medicos de su club?. Los del contrario?. Los de la Federación del pais?. Porque ahí queda un caso práctico: Si Pepe lesiona de gravedad por ejemplo a Oleguer Presas... al amigo Olegario el Barça en vez de curarle le emperora a diario para que el Madrid se quede sin central todo el tiempo posible...

Es un caso llevado al extremo pero es una alerta a las mañas que se producen en la vida misma y mas en el mundo del fútbol con tantos intereses turbios de por medio. Quiero pensar que las entradas no son hechas con premeditación de lesionar y que todos somos compañeros y nadie quiere acabar con la carrera de nadie. Pero dejo abierto el debate...

Sólo quiero recordar una excepción: En 1983 Migueli casi acabó con la carrera, que iba a ser brillante porque era un central de brío, del madridista Paco Bonet. Tanto Paco como Camacho estaban breando a Diego Maradona y en una de las faltas se acercó Migueli y le dijo a Bonet que si le volvía a entrar a la siguiente le partía en dos. Dicho y hecho, cuando Paco subía el balón como hoy lo hace Pepe, los jugadores del Barça se fueron abriendo para dejar a Migueli hacer realidad su amenaza: La entrada es la más dura que recuerdo. Con una tijera a ras de suelo le partío la pierna en varios trozos y acabó casi con su carrera deportiva, al menos en la élite y le costó... la amarilla... Esto parece haberse olvidado en aquel partido en beneficio de un recital de cortes de mangas de nuestro actual técnico... Que tiempos!

5 comentarios:

wollen dijo...

A mi lo que mas me sorprendio de la entrada a Robben fue que solamente le echaran 1 partido de sancion y a Ramos 2 partidos por decirle al arbitro que es un cagao.

No veo muy justa la paridad+1 pero si meterles a cada uno de los que hacen las entradas un minimo de 5 partidos, independientemente de la gravedad de la lesion

Un abrazo!!!

Luisi dijo...

Bienvenido de nuevo "veterano". Se echaba de menos leerte.

En cuanto al tema... estaba (y sigo) bastante indeciso. Por una parte no me "desagradaba" la idea de que un jugador que lesione a otro esté apartado del fútbol el mismo tiempo que "su víctima". Pero esta es una decisión que no se puede tomar a la ligera y que conviene meditar lo suficiente.

Para empezar, como bien dices, por muy violenta que sea/parezca la entrada se presupone la no intencionalidad del jugador de hacer daño o lesionar a otro. En cualquier lance del juego tiene un papel muy importante la suerte (buena y mala). Son jugadas totalmente fortuitas. Estaba claro que Quique Alvarez lo único que intentaba hacer era robar el balón y nada más. Al igual que Taylor. Otra cosa es que el resultado no fuera el que deseaba ninguno de los jugadores.

Saludos y ánimo!

La quinta del Buitre dijo...

Qué tal amigo, lo primero decirte que deseo de todo corazón que tu padre se recupere bien.

En cuanto al post, estoy con Luisi que la suerte influye y mucho en este tipo de acciones. Los jugadores salen muy revolucionados y van a por el balón... y se llevan el tobillo adversario.


Un abrazo, amigo.

DRJ dijo...

Me alegro de tu vuelta y de que todo se haya solucionado bien.

Aquí el problema es que hay mucha gente que quiere aplicar la ley del talión al fútbol y eso no puede ser. No se le puede pedir a la FIFA que aplique el ojo por ojo porque para empezar a mi eso ni siquiera me parece legal.

Para sancionar al jugador que lesionó a Robben durante el mismo tiempo que esté el holandés lesionado habría que demostrar que la entrada ha sido a posta, con premeditación y mala fe para lesionar al rival, y a mi eso me parece muy dificil de probar, por eso aunque en esta ocasión salgamos perjudicados me parece que lo más sensato es aplicar el reglamento que para algo está y dejarnos de historias.

Es más si no recuerdo yo mal, no hace demasiado cuando Figo estaba en el Madrid le hizo un entradón a un jugador y lo dejó fuera de combate un montón de meses, y entonces nadie pidió que se incapacitara a Figo todo ese tiempo, lo que pasa es que la prensa ya sabemos todos como es, ventajista a más no poder.

Un saludo!

Zorro de Segovia dijo...

para mí, por todas las razones expuestas en tu post y por las que apuntan nuestros amigos blogueros, esa ley me parece "paridas+1", o lo que es lo mismo, una parida más.

Si el árbitro hace su trabajo y los comités utilizan el vídeo para complementar lo que quizá el árbitro no pudo ver en el campo, no necesitaremos cambiar el reglamento, que está bien como está.

La entrada de Figo a César fue de roja y de varios partidos. Figo fue a la bola, sí, pero con mala hostia y con la plantilla por delante. Un puto cerdo. Recuerdo alguna parecida de Rivaldo. Un futbolista ha de saber que si entra por detrás y hacia abajo o por delante con la plantilla, puede retirar a un tío. Ir a la bola no es excusa.