sábado, 23 de febrero de 2008

Bien, Iván!


Saludos a la blogosfera!. Si un juicio me hubiera gustado celebrar es el de ayer en Valencia. Lastima la distancia porque hubiera prestado mis servicios gratis a David Albelda para paliar la cacicada del robusto presidente Soler, interpretada por el casi más robusto entrenador (o lo que se le quiera llamar) Tintín Koeman.

Como en todos los juicios, ambas partes solemos decir que nos ha ido bien pero para nuestros adentros conocemos con bastante aproximación la sentencia que el Juez de turno va a dictar. Ayer el letrado del Valencia imagino que hizo de tripas corazón y dijo aquello de que el Juez tenía que hacer su trabajo y bla,bla,bla pero creo que sabe que la victoria de Albelda será clara y lo único que le queda es rezar para que la indemnización sea lo mas escasa posible o convencer a su patetico cliente para que llegue a un acuerdo con el jugador (eso sería lo recomendable, de veras)

Para conseguir sus propositos el abogado ché tiró en la declaración de testigos del entrenadorcillo temporal, Koeman, de su segundo y de dos jugadores cuyas testificales fueron muy diferentes según parece.

El tercer portero (y porque no hay más) Jose Luis Mora demostró ser un culebrilla y un estomago agradecido y llegó a testificar que no había pasado nada y que David entrenaba con él todos los días aunque luego no jugaba sin conocer los motivos para ello. El abogado de Albelda estuvo contenido porque habría que hacer más sangre con este sujeto que para un día que sale se autogolea. Ahora deberían decirle aquello de "Valencia no paga traidores"

Mucho más sincero, a pesar de ser citado por el club, fue nuestro ex, Iván Helguera. Ante la pregunta del abogado respecto a la relación "normal" entre Tintín y Albelda. Contestó con un rotundo: "Como va a ser normal?, si ni se hablan".

En un juicio la frase que mas nos gusta decir después de una respuesta que nos va a dar la victoria es la que dijo el letrado de Albelda tras la sinceridad de Iván: "No hay más preguntas, Señoría". Gracias Iván

3 comentarios:

Luisi dijo...

La verdad es que Iván Helguera vivió una situación parecida a la de Albelda en la época de Capello, no sé por culpa de quién, y siempre se comportó como un señor y como un caballero.

Aún recuerdo como Roberto Gómez gritaba en TVE1: "Semana Helguera!. Semana Helguera!!. Semana Helguera!!! En enero jugador del Racing de Santander".
Y en enero se convirtió en la pareja ideal de Cannavaro. Jejejeje.

Iván, un gran jugador... y una gran persona.

Por cierto, veterano ¿eres abogado? ¿fiscal? ¿juez? ;-)

Saludos!

veteranosynoveles dijo...

@ Luisi
Abogado. Abogado de sucio asfalto como me gusta decir
Un abrazo

Alejandro dijo...

Hola amigo. Me ha gustado tu blog. Me encantaría un intercambio de links; ¿Qué te parece?. Me gustaría que me enlazaras los dos blogs que tengo. Yo te enlazaré en los dos:
http://pasionsevillista.blogspot.com
http://pinceladasdefutbol.blogspot.com