martes, 12 de agosto de 2008

Tranquilos. Tenemos a San Iker.

Último partido de la pretemporada. Los próximos 90 minutos sobre el lienzo verde serán oficiales. El rival, el Valencia Club de Fútbol. La oficialidad la pone el primer título en juego del fútbol español, el que enfrenta a los vigentes campeones de Liga y Copa. La Supercopa de España. Y Bernd Schuster no necesita probaturas ni gaseosa. Sabiendo sus lesionados, sus olímpicos y sus tristes, sabe cual es su once de gala y galones. Casillas; Ramos, Pepe, Heinze, Torres; Diarrá, Guti, VdV; Raúl, VN y Robben.

Unay Emery, a bien seguro habrá tomado nota de este partido, tomando detalle y estudiando cada jugador blanco. Emery conoce las cartas del alemán. ¿Schuster conoce las del español? Al menos las cartas dan como favorito al equipo blanco. Pero hay que saber jugarlas.

Empieza el partido. Gol del Eintracht. Como en el 60. Como hace 48 años. Como en la final. Como en el 7 a 3. Entonces fue Richard Kreß. Esta vez, el joven central francés Bellaid. Falta botada hacia el corazón el área. Pepe pugna, salta, y tal es su ansia por llegar al balón que llega y remata el esférico hacia su propia portería. Casillas no llega. Suena el travesaño. El balón cae y Bellaid sólo tiene que hacer contacto con el cuero para subir un tanto al marcador.

El partido sigue. Y el Madrid manda. La tónica habitual, los merengues la mueven. Llegan las entradas duras. Por ambas partes. El árbitro benévolo, sólo es un amistoso. Corner a favor. Ruud al palo y en el rechace se falla lo inimaginable. Sólo han pasado 7 minutos desde el gol y el Madrid avisa.

En los interiores Guti y Van der Vaart, dan ritmo a la tónica habitual. El madrileño con ganas, por suerte. El holandés, con el 28 a la espalda, esperando el 19 de Julio (o quién sabe si el 10 de Robinho) y llevando peligro, en forma de tiros y pases de gol. Pases de gol que no se convierten. Sólo siguen siendo avisos, pues arriba, el tridente, llega forzado en casi todas las ocasiones y sin pegada.

El árbitro pita el descanso. El Madrid entretiene pero no agrada. El Eintracht agrada a su afición porque gana. He ahí la diferencia. La diferencia es un gol que el Madrid debería remontar, no con mucha dificultad pero sí con trabajo.

Empieza la segunda. El Ángel Rubio mueve ficha. Entra Metzelder por Heinze. Entra De la Red por Diarrá. Entra Baptista por Guti. Y Entra Robinho por Van Nistelrooy. La tónica habitual ya no es tan habitual. Baptista es un recurso para la llegada, pero un estorbo para la elaboración. De ahí que no entre en los planes.

Robinho quiere sonreír. Y para ello combina con Rafa. Ahí hay mucho talento y ellos solos dos se bastan para elaborar la jugada. Con el 10 el Madrid gana en profundidad.

Otro balón al larguero tras saque de falta de Rafa. El Eintracht cada vez se siente más ahogado y más asfixiado. Pero cuando mejor funciona la nueva asociación, Robson & Rafael, Schuster la deshace y cambia de esquema. Triple cambio. Salgado por Ramos, Saviola por Raúl, e Higuaín por Van der Vaart. Ahora jugamos con un 4-2-4. De la Red y Baptista en el centro del campo. Robben por la derecha, Robinho por la izquierda, y doble delantera argentina, Saviola e Higuaín. Parece que Bernd tiró de gaseosa. Parece que necesitaba su experimento. El experimento tendrá 25 minutos de vida.

Y llegó el empate, lo cual no significa que funcionara el experimento. El Eintracht defiende mal. Saviola la recoge, encara al portero, pasa a Robinho y remata a placer. Apenas lo celebra.

Último cambio en el 78. Javi García por Pepe. Mucha historia no le queda al partido y mucho parece que no va a cambiar.

Minuto 89. El Eintracht roza la victoria. Tranquilos. Tenemos a San Iker.

Vídeo resumen.

8 comentarios:

jpx dijo...

La mejor noticia de momento en este Madrid sigue siendo lo que tu indicas en el titular.

Del partido de ayer tampoco creo que se puedan sacar muchas conclusiones, como casi de ninguna pretemporada del Madrid. Siempre tengo la sensación de que salen a estos partidos con el ánimo justo, como pensando en que es una especie de entrenamiento con sparring, lo cual es un error que se viene repitiendo a lo largo de los años. Es más, casi diría que el único año en que salían concentrados en estos partidos fue en el primer año de Valdano, con Zamorano necesitado de goles para poder quedarse.

Pero bueno, al menos vimos un par de cosillas interesantes...tengo ganas de ver el partido contra el Valencia.

Un abrazo fenómeno.

Chechu dijo...

La segunda parte fue mucho mejor que la pimera. El uso de las dos bandas implicó un juego más alegre, más claro, manejado muy bien por De la Red, cuyo partido fue de lo mejorcito del día. Me habría gustado ver a Diarra y De la Red juntos en acción.
Yo tampoco entendí que Scuster rompiera el dúo Van der Vaart-Robinho cuando estaban en plena efervescencia. Van der Vaart jugó bastante bien, sobre todo en zona de 3/4. Me gustaron sus movimientos y sus pases al hueco.


Saludos Luisi ;)

Martín dijo...

¿Oye luisi, como me puedo poner en contacto contigo? ¿Podrias escribirme un correo al correo del cafe?

Es por la superliga del proximo año ;-)

Luisi dijo...

@ JPX:

La verdad es que para el partido contra el Valencia veo al Madrid favorito... y si no, al menos tenemos un portero que si hace falta te salva en el 89... y eso da mucha tranquilidad.

@ Chechu:

Pues fíjate que a mi me gustó más la primera. Tal vez me he (mal)acostumbrado al 4-3-3 y no soy capaz de ver otro esquema al Madrid de Schuster. La verdad es que me chirriaba ver a sólo dos jugadores en el centro del campo creando la jugada (uno de ellos Baptista, para más inri), y cuatro arriba esperando el balón.

@ Martín:

Ya te envié el correo, Martín. ;-)

Un abrazo a los tres!

Alejandro dijo...

No me está gustando el Real Madrid en esta pretemporada. Solo hemos podido ver detalles de Vdv, y muy poquito mas. De este partido tampoco se pueden sacar conclusiones ni positivas ni negativas. Es cierto que en la segunda parte se mejoró un poco, pero tampoco me termino gustando.

Esperaba mucho mas de este equipo. Al final parece que Robinho viaja a Valencia. El traspaso del Brasileño al Chelsea es cuestion de horas. De ser así, no veo con mucho optimismo el futuro del real madrid. Hoy en dia robinho es fundamental en el dibujo de Schuster, y le quitarías al aleman a sus dos piezas mas independientes (sneijder y Robinho). Y dicho sea de paso, Diarra jugaría a un nivel mas bajo, por que el Mali juega mejor cuando lo hace con Sneijder y Robinho.

Realmente no se que pensar de esto. Yo estaría muy preocupado.

Un abrazo

Luisi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luisi dijo...

@ Alejandro:

La verdad es que la pretemporada del Madrid no ha sido como para tirar cohetes. No ha sido tan esperanzadora como la del Sevilla o la del Barça... pero tampoco creo que mala.

Sigo pensando que Robinho no se va, que no llega ningún 9 y que somos favoritos para la Supercopa. Hay equipo e ideas... y siempre podemos agarrarnos también a un porterazo que nos salva de muchas.

Creo que aún no debo preocuparme. Tiempo al tiempo.

Un abrazo!

fernando dijo...

Desde hace varios años, llevo diciendo que Iker Casillas es el mejor jugador del Madrid. Un abrazo.