viernes, 26 de septiembre de 2008

"Hijos de..."

Hoy Sergio está de moda, hijo de un mítico portero culé, al igual que el año pasado estaba de moda Daniel, hijo de un mítico delantero grana y trotamundos, al igual que hace dos años estaba también de moda Adrián, hijo de un mítico centrocampista merengue. Todos ellos, y otros muchos más, son hijos de grandes futbolistas (o futbolistas sin más). Todos ellos nacieron con un balón bajo el brazo… y con un padrino.

Y llevar cierto apellido o ser “hijo de…” te puede traer tanto ventajas como inconvenientes. Llevan, sobre todo durante sus comienzos, una lucha personal ambigua. Deben defender, proteger y revelar su apellido, y al mismo tiempo deben de ocultarlo y desterrarlo. Llevarlo implica privilegios, favores y buenos tratos… pero también debates, recelos, dudas y desconfianzas. La cuestión es que, en muchos casos, quedará la duda de cual fue la teoría más fuerte. ¿La teoría de la genética o la teoría del enchufismo?

Si miramos a La Fábrica Blanca, el panorama es el siguiente:

Vicente del Bosque, Dimitri Tcherysev, Marcos Alonso, Juan Eduardo Esnaider, Paco Buyo, Manu Sarabia y Zinedine Zidane tienen creciendo la semillita por Valdebebas. También están el hijo de Julen Lopetegui y un hijo de Michael Laudrup, y cuentan que, un primo de Guti, tan bueno y tan zurdo como el “14”. De seguro todas estas semillitas son y seguirán siendo bien regadas. ¿Florecerá alguna en el Bernabeu?

Retomando el debate central del post y viendo todo este panorama, me surgen muchas dudas.

¿Todos estos noveles hoy, tuvieron fácil el acceso a las categorías inferiores del club y tienen fácil el ascenso de promoción, en comparación con quienes no son “hijos de…”? De ser así, ¿fue fácil porque llevan el fútbol en las venas o porque lo llevan en el DNI?

Cuentan que Sergio Busquets, en el filial blaugrana era interior y no mediocentro. Mi duda es ¿qué le ocurría al verdadero mediocentro para no llegar éste a debutar con Pep Guardiola? ¿Es porque su padre no fue compañero del hoy primer entrenador, o simplemente era tanto táctica como técnicamente peor? Me gustaría pensar esto último, la verdad... pero me cuesta.

Y vosotros ¿en qué teoría creéis?

16 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

¿es diferente es otras profesiones? no lo creo

Luisi dijo...

@ Zorro:

Yo tocaba el piano mejor que la hija de la profesora. Mucho mejor. Y ella recibió la plaza que quedaba libre para pasar de curso en el conservatorio. Obviamente pensé en tongo.

wollen dijo...

Yo creo en la teoria de que es mas facil para ellos meter la cabeza en el club (segun tengo entendido las pruebas para acceder al Madrid siendo un niño son demasiado.... numerosas)y quiero creer que siendo todavia niños no llevaran ningun tipo de privilegios. Ahora una vez que ya estan dando el paso hacia el profesionalismo se les hace mas duro y dificil que a los demas porque todo mundo les compara. Eso es lo malo, las comparaciones, pero claro si de todos lados la informacion que te llega es del "nuevo Zidane" "el sucesor de Michel" "el que superara a su padre" es dificl para la gente no comparar. Fijate que Adrian creo que se hizo zurdo para evitar todo eso y aun asi se le sigue comparando... Menos mal que el padre de Sergio era portero...

Un abrazo, crack!!!

Lau dijo...

Muchas veces hay enchufismo, pero llegados a ciertas categorias, tienen que demostrar que al menos valen :)
saludos amigo,
intercambiamos links?
yo te agrege a los mios

Hala Madrid

Zorro de Segovia dijo...

Anécdota:

en la Universidad conocí a un tío de la cantera del Atleti. Él había jugado con Juanma López en el juvenil del Atleti y me dijo que López, no solía titular en categorías inferiores. No era un jugón, pero año tras año ascendía de categoría. ¿? Los entrenadores le conocían bien, era un perro de presa. Juanma, a por el 7, le decían cuando le sacaban en las segundas partes. Y el 7 cobraba como no había cobrado en su vida. Sus compañeros decían que ascendía no por ser bueno sino por ser obediente como un perrillo.

Con el tiempo López se convirtió en una torre a la vez que pulía su técnica y su agresividad seguía intacta. Ello le llevó a ser uno de los mejores defensas de la historia del Atleti e internacional con España.

Moraleja: los enchufes, sean por peloteo o por familia, duran poco. Cuando se llega a la élite, sólo sobrevive el que es realmente bueno, excepto algún caso como éste, claro:

http://www.elmundo.es/papel/2003/04/01/deportes/1368201_impresora.html

DRJ dijo...

Habrá que preguntarle a Jordi Cruyff... XD

Está claro que si tienes un contacto te resulta más fácil entrar, como en cualquier trabajo. Y algunos "hijos de" como Sanchis o Paolo Maldini han triunfado tanto o más que sus padres. Sin embargo, triunfar en el Madrid es practicamente imposible con la inexistente politica de cantera que hay ahora mismo. Hoy dia tienen muchas mas opciones los "herederos de..." que los "hijos de...".


Un saludo!

Carlos dijo...

Pues que en ocasiones es por méritos propios, pero el DNI influye muchísimo, pero muchísimo...

Pronto veremos a los hijos de Raúl, si es que no están ya...

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

En el fútbol profesional, nadie llega por enchufe. Una cosa es cierta, tienen ventaja cuando son canteranos pero cuando dan el salto al primer equipo es porque valen de verdad. un abrazo.

Abel dijo...

A pesar de que el caso Adrián González (tiene clase, pero su padre le jodio muchísimo sin quererlo) diga lo contrario, creo que arriba se llega si uno vale y al tiempo preciso.

Distinto es en el fútbol base. Ni de coña todos los apellidos famosos superan las 4 ó 5 jornadas de pruebas que pasan los niños "normales".

Adrian Vogel dijo...

De todo hay en todas las viñas del Señor:

Sólo dos ejemplos de 2 internacionales con clase, hijos de grandísimos jugadores: Sanchís y Quique Sánchez Flores (hijo del legendario Isidro, lateral de la época de Di Stefano). Uno creció en la casa y el otro en Valencia (y acabó fichando por el Madrid y jugó hasta el primer aterrizaje de Capello).

Luisi dijo...

@ Wollen:

Dices que de niños les es fácil entrar y sin privilegios. ¿Crees por tanto que llevan el fútbol en los genes? ¿Insinuas que el futbolista nace y no se hace?

El padre de Sergio era portero sí... y malo con los pies un rato.

@ Lau:

Intenta recordárselo a veteranos lo del intercambio cuando escriba un post. Intentaré yo también recordárselo por si acaso ;-)

@ Zorro:

Buena anécdota Zorro. Está claro que en la élite sólo se mantiene el bueno (Sanchís o Maldini)... pero son tantos los que llegan sin merecerlo...

@ DRJ:

Exacto. Fijémonos en Jordi. ¿Habría llegado a debutar con el Barça y a fichar por el Manchester si no hubiera llevado ese apellido? Con el tiempo se vio que la horma de su zapato, mejor dicho de su bota, era la de un equipo menor como el Alavés.

@ Carlos:

En el Milan, cuando se retire Maldini quedará reservado el número 3 (ese que también llevó su padre Césare), para sus hijos, en caso de que llegaran al primer equipo.

Con el presidente tan populachero que tenemos no me sorprendería nada que un día de estos, reservase el "siete" para uno de los hijos de Raúl.

@ Fernando:

Yo creo que para debutar en el primer equipo también hay algo de amiguismo... otra cosa ya es mantenerse. Ahí considero que sólo los mejores. A ver donde está Sergio Busquets dentro de 3 o 4 años.

@ Abel:

Coincido contigo rotundamente. Además pienso también que el "ascenso" de Adrián González se llevó fatal. No es que fuera un superclase... pero podría haber metido la cabeza en la primera plantilla perfectamente.

@ Adrian:

El ejemplo de Sánchez Flores lo desconocía. Gracias por darlo a conocer.

Desde luego de todo habrá, cierto.

Un abrazo a todos!

La Quinta del Buitre dijo...

Yo creo que te percatas más en algún chico por ser hijo 'de', pero si no tiene las aptitudes pingües que se precisan para esto, no llegan ni por asomo. Insisto, en primera instancia es fácil, aunque sea por la curiosidad o el morbo, detener la vista en el pariente 'de', pero no creo que lleguen a si realmente no valen.


Un abrazo, amigo.

Adrian Vogel dijo...

Pues entonces te cuento más, que la vida de Isidro tiene detalles importantes como que se casó con Carmen Flores, hermana de Lola Flores. Por lo que Quique es primo de Rosario, Antonio y Lolita. Ellos son gitanos porque el padre (Antonio González) lo era. Quique no porque Isidro era payo. He aquí otro hecho relevante y científico: los gitanos al igual que los hebreos lo son por herencia (los judíos por parte de madre y los gitanos por parte de padre). Carmen e Isidro se separaron y el fue perdiendo vista hasta quedarse ciego. Fue un lateral fino y con garra. Compartió defensa con el gran Santamaría entre otros.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Sergi Busquests estará en el Barcelona. Tiene muy buena pinta. un abrazo.

Alejandro dijo...

En este sentido pasa como en los toros. Hay chavales q son hijos de paquirri, de manzanares, o de cualquier gran torero, y suben a lo alto más rápido q chavales q no tienen apellido. Pero si no sirve, por mucho q no tenga apellido, no se mantiene. Lo mismo pasa exactamente con el fútbol. Ser hijo de michel, de cruyff, o de cualquier buen futbolista, ayuda a q salgas a la palestra antes q otros, pero al final, todo cae por su propio peso y cada uno está donde merece.

Un abrazo

wollen dijo...

Cuando digo que de niños es mas facil entrar es porque no es lo mismo que mi hijo o el tuyo se presente a las pobladisimas pruebas que hace el Madrid, que llegue Zidane o Laudrup o Michel con su chaval un dia a Valdebebas y le diga al tecnico de turno "Ahi te dejo a mi chaval" Ese para mi es el "privilegio"

La verdad es que si no me juran que Sergio es hijo de Busquets no me lo creo. ¿con quien andba su mujer por aquel entonces? ;-D jajajaja

Un abrazo, crack!!!